Recientemente hemos conocido una serie de nuevas rutas que unirán el Aeropuerto de Málaga con diferentes destinos, entre los que se encuentra Riga, la capital letona. De esta forma la capital de la costa del sol queda conectada con la capital y ciudad mas grande, no solo de Letonia, sino de los estados bálticos, para poder visitar en Riga lugares de interés sin hacer escalas de avión. Además podríamos considerarla como el principal centro, político, cultural, financiero, educativo, comercial e industrial de toda la región situada en el mar Báltico.

Por este motivo queremos hablarte sobre los monumentos y lugares mas importantes para ver y visitar en Riga, y en el caso en el que decidas darte un homenaje en versión escapada, puedas dejar tu coche sano y salvo con nosotros en Parking Sol Mediterráneo. Consulta nuestras tarifas de parking en el Aeropuerto de Málaga sin compromiso.

Qué ver y visitar en Riga, Letonia

Riga es una capital europea de tamaño mediano que se puede visitar sin problema en un fin de semana, ciudad de empedradas y estrechas calles con un bonito casco histórico. Fué declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y Capital Europea de la Cultura en el año 2014. La capital letona es un símbolo del Art Nouveau, con multitud de bonitos edificios modernistas.

Las plazas de la capital letona

Riga posee una plaza central del estilo de muchos paises del este de europa, la plaza del Ayuntamiento está adoquinada y cuenta con bonitos edificios como la casa de los Cabezas Negras, el museo de la ocupación de Letonia o el propio ayuntamiento. Construida en 1334, históricamente ha sido sede de festejos públicos  1334 y posteriormente fué reconstruida tras la II Guerra Mundial que arrasó con gran parte de la ciudad de Riga.

Además de la plaza de la Catedral, lugar donde terminan muchas calles del centro histórico, otra plaza muy interesante para ver en Riga es la plaza Līvu con gran actividad comercial de restaurantes y puestos. Tiene muchas flores y edificios singulares como el gran Gremio, la Casa de los gatos de estilo Art Nouveau, o el Mikhail Chekhob Riga Russian Theatre.

Arquitectura y edificios en Riga

No solo la casa de los gatos es de estilo modernista, como ya hemos referido antes, Riga está plagada de edificios Art Nouveau construidos en el momento de ser una de las ciudades mas ricas del imperio ruso en las dos primeras décadas del siglo XX. Practicamente uno de cada tres edificios pertenece al estilo Art Nouveau en el centro histórico, y calles como Alberta iela, cuentan con hasta 8 edificios protegidos.

En la calle Mazā Pils en pleno casco antiguo, los edificios números 17, 19 y 21 son conocidos como los Tres Hermanos. Tres casas unidas de diferentes épocas que sin duda merecen la pena ser visitadas por su singularidad. La torre de la Pólvora también es muy interesante, albergando actualmente el Museo de la Guerra de Letonia para visitar en Riga.

Catedrales e iglesias

La Catedral de Riga comenzó a construirse a primeros del s.XIII, bastante tiempo después de la Catedral de la Natividad, la catedral ortodoxa de Riga de estilo neobizantino que fué construida a finales del siglo XIX, en tiempos en los que Letonia formaba áun parte del Imperio ruso. Esta última ha albergado diferentes y variopintos usos a lo largo de sus historia, como ser un templo luterano tras la IGM gracias a los alemanes o un planetario en tiempos de la URSS .

La Iglesia de San Pedro, situada junto a la Plaza del Ayuntamiento, tiene sus orígenes en el s.XIII y apenas conserva elementos originales góticos. Su campanario de 70 metros de altitud, a parte de la torre de TV, cuenta con unas impresionantes vistas de la ciudad.

Otros lugares que visitar en Riga

Las vetustas murallas de Riga se remontan al s.XIII, y aunque estan parcialmente conservadas, aún manifiestan su importancia en la calle Troksnu o la única puerta de la muralla que aún perdura, la puerta Sueca.

El Mercado Central de Riga es por su parte bastante espectacular, incluido en el conjunto patrimonio de la humanidad protegido por la UNESCO.  Se construyo mediante la reutilización de antiguos hangares usados por el ejército alemán durante la I Guerra Mundial formado por cinco pabellones llenos de puestos de comida, electrónica etc.

El monumento a la libertad es un obelisco símbolo de la independencia letona de más de 40 metros de altitud construido en el año 1935, y su figura de mujer representa la libertad elevando tres estrellas doradas.